Como hacer un jardín Zen en 10 pasos

El jardín Zen como lo conocemos hoy tiene sus raíces en el siglo XIII, pero los principios que lo sustentan son tan verdaderos actualmente como lo eran ayer. Crear un espacio de estos, tranquilo y estéticamente agradable es una experiencia tan serena y gratificante como lo es su propio mantenimiento.

El principal objetivo de un jardín Zen, o “jardín seco”, es ser un lugar de meditación y contemplación. Una de sus grandes ventajas es que no se precisa de mucho espacio para crear uno. Puede ser en el exterior de tu casa o hasta en el interior, lo más importante no es su tamaño, sino los elementos que lo componen. En la creación de tu primer jardín Zen hay tres aspectos esenciales a considerar: el espacio, la fluidez y la simplicidad.

1 – El primer paso es decidir el lugar y el tamaño de tu jardín Zen, considerando el espacio disponible y el tiempo que tendrás para dedicarle a esta pequeña maravilla de la naturaleza. Puedes disponer de una parte de tu jardín o comenzar por uno en miniatura que puedas colocar, por ejemplo encima de tu escritorio.
No olvides que el jardín Zen es por encima de todo, un lugar de paz, por eso, si tienes niños o animales considera bien su ubicación. Los pasos a seguir serán los mismos aunque a escalas diferentes.

2 – La mayoría de los elementos necesarios para crear un jardín Zen pueden ser adquiridos en tiendas de jardinería, bricolage y ferreterías. Lo que vas a precisar para comenzar:
. madera o un recipiente grande
. clavos, tornillos o cola para madera
. herramientas adecuadas
. materia de protección contra hierbas dañinas
. arena, grava, rocas, piedras y otros elementos decorativos
. iluminación
. paciencia

3 – Utilizando tamaños de madera adecuados, construye un molde para contener la arena y los otros elementos que compondrán tu jardín Zen. Utiliza las placas de madera  para construir una caja lo suficientemente profunda para contener cerca de 10 cm de arena. Después de construido el molde, que puede ser cuadrado, rectangular u ortogonal, puedes pintarlo o barnizar la madera para obtener un acabado más perfecto. Si la idea es tener un jardín Zen en miniatura, puedes construir tu propio molde en madera o escoger entre una variedad de recipientes adecuados. Si prefieres un recipiente en mimbre por ejemplo, será necesario forrarlo en plástico para impedir que la arena se escape.

4 – Los jardines Zen seducen, principalmente, por su limpieza y líneas simples, por eso, si lo ubicas en el exterior, precisas protegerlo de las hierbas dañinas, que puedes conseguir en comercios especializados.

Si te interesa, puedes ver los otros pasos a seguir aquí.

Más sobre jardines: Diseño de jardines con formas geométricas, Casa Zen: ideas para decorar en este estilo, Jardines

Vía/O meu jardim

Escrito por | 25 de octubre de 2008 con 7 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre Consejos y Decoracion y Jardín

Artículos relacionados

Comentarios

  1. katherine - 24 de enero de 2009 | 1:44

    Estoy diseñando un jardín pero, para el interior de mi casa debajo de escalera, será conveniente colocar un espejo en la parte posterior según esta filosofía, ya que no puedo colocar plantas porque no hay entrada de luz solar.

Deja una respuesta