Cómo hacer una huerta

Una buena planificación es imprescindible para el éxito de una huerta. Ya que las verduras tienen más necesidades que otras plantas, el lugar debe estar acondicionado para que produzca una abundante cosecha.

La mayoría de las hortalizas necesitan profundidad, suelos bien drenados, fértiles y bien nivelados, y al menos 6 horas diarias de pleno sol. Los arriates elevados son excelentes para el cultivo de hortalizas: proveen un buen drenaje y por ende, evitan las enfermedades y la asfixia de las raíces. Proporcionan un suelo aireado que se calienta más rápidamente, y el calor en muy importante en el cultivo de hortalizas.

Antes de elaborar los arriates, es conveniente esbozar los planes en un papel. Decidir qué verduras queremos cultivar y dónde, el tamaño de los arrietes, y el diseño general de la huerta. Utiliza un papel cuadriculado para mantener la escala. El dibujo te servirá luego para hacer el trabajo en el jardín.

Para hacer los arrietes, marca el terreno con estacas. Asegúrate que tengan un tamaño que te permita alcanzar cómodamente el centro desde ambos lados sin tener que pisar el arriete. Usa una pala para despejar las zonas a los lados y colócala sobre el arriete, de modo de crear un montículo. Luego utiliza un rastrillo para nivelar el suelo. Puedes colocar piedras o ladrillos a los lados del arriete, pero no es necesario.

Te puede interesar:

Como hacer un jardín Zen en 10 pasos
Diseño de jardines con formas geométricas
Diseño y decoración de jardines en patios, terrazas y balcones (I)

Vía| marthastewart

Escrito por | 17 de marzo de 2009 con 3 comentarios.
Etiquetas:
Lee más artículos sobre Jardín

Artículos relacionados

  • No Related Post

Comentarios

  1. micaela - 29 de julio de 2009 | 19:14

    me encanta pero porfavor trata de resumir

  2. Alejandro - 29 de septiembre de 2009 | 23:38

    Micaela, la sección de escasamente dotados no es aquí. Saludos,

Deja una respuesta