Decorar con colores cálidos

Como ya hemos visto los colores pueden ser calificados de colores fríos o colores cálidos. Los colores cálidos incluyen toda la gama de los rojos y amarillos; son considerados como colores vitales, alegres, y que producen un efecto estimulante. También tienen la propiedad de avanzar, dan la idea de cercanía, por lo tanto sirven para resaltar por ejemplo un mueble pequeño, o acercar un techo demasiado alto.

Esta sala de Bo Bedre, resultaría totalmente abrumadora para mi gusto con un exceso de color naranja sin muchos matices, si no fuera por el gran ventanal que nos permite integrar el jardín muy verde  y las paredes exteriores blancas a la habitación. El naranja es un color excitante y debe usarse con moderación, es mejor utilizarlo en pequeñas cantidades.

En esta sala  de Mark Lund vemos una combinación muy sobria, para aplacar tanto amarillo, se ha apeado a los colores neutros para el mobiliario y el tapete. El color amarillo es muy luminoso, ideal para espacios con poca iluminación natural.

Utilizar colores cálidos para las paredes y los revestimientos es una buena opción  si quieres tener una cocina cálida y acogedora, para contrarrestar la frialdad de los metales y los armarios blancos.

También puede interesarte:

Casa  de estilo decorada en 44 tonos de blanco

Decorar con personalidad

Decorar con colores complementarios

Escrito por | 17 de abril de 2009 con 3 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Artículos relacionados

  • No Related Post

Comentarios

  1. delfina - 6 de septiembre de 2009 | 19:30

    hola!!!! que lindfooo!!!

Deja una respuesta