Chimeneas de gas: cómodas, seguras y elegantes

De nuevo volvemos a un tema que me encanta: las chimeneas. ¿Quién no ha soñado alguna vez con un amplio salón y un sofá cómodo y cálido, donde pasar las tardes invernales viendo bailar las llamas de la chimenea? Si lo que te echa para atrás es la dificultad de la instalación o los peligros que puedan conllevar, entonces tengo la solución para ti: las chimeneas de gas.

Estas chimeneas son más seguras que las tradicionales. Con ellas no hay riesgo de que puedan quemarse los objetos y enseres próximos, tales como alfombras, suelos, cortinas… Además, permiten la apertura de rejillas de ventilación en el habitáculo para aportar más calor.

La limpieza es también una de sus ventajas, ya que no hay que limpiarlas a fondo después de cada uso, y no emiten ningún tipo de olor, cenizas ni humos dentro de las casas. Esto significa que no manchan el techo ni las paredes.

Estas chimeneas son un estupendo sistema de calefacción; al funcionar con gas, están entre los sistemas más eficientes del mercado. Su funcionamiento es sencillo: disponen de una cámara de combustión donde se producen el fuego y el calor.

Este sistema, que cuenta con un quemador a gas y una serie de controles para el encendido y la regulación de la llama, fomenta la irradiación del calor hacia el interior del casette y el envío del humo al exterior de la vivienda a través del tubo de salida de humos.

Fuente y más información: Repsol.com

Imágenes: Colección Bosch Marín.

Escrito por | 14 de noviembre de 2009 con 2 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Decoracion y Moderno y Salón

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta