Bricolaje: Tapizar asientos de sillas

Desde luego, aquí no pretendo enseñaros a tapizar un sillón de orejas o una butaca con capitoné; para eso ya están los estupendos profesionales del ramo. Pero colocarle un asiento acolchado a una silla que lo ha perdido, o renovar un viejo tapizado con gomaespuma, es más fácil de lo que parece.

Para empezar, necesitaréis una grapadora de pistola (si es eléctrica, mucho mejor), un tablero de DM de 12 mm de grosor (en el caso que la silla no tenga asiento), un trozo de gomaespuma de densidad media de unos 15 cm de grosor, una loneta o retor fuerte, grapas y la tela en sí.

Empieza cortando la gomaespuma con un cúter mojado (cortan mucho mejor) y dándole una forma ligeramente redondeada por su parte superior. Pega la gomaespuma al tablero o al asiento con cola de contacto.

Cubre la espuma con la loneta o retor y grápala por debajo, procurando no hacer muchos pliegues y tensando bien la tela.

A continuación, coloca la tela definitiva (debería ser de tapicería) sobre la loneta y grápala también a la parte inferior del asiento. Para que las grapas y los pliegues no se vean, te recomiendo que tapes la parte inferior con un trozo de tela de tapicería, que clavarás con tachuelas especiales de tapicero.

Ya puedes colocar de nuevo el asiento en la silla. Mucho más cómodo y decorativo, ¿verdad?

Foto: Bosch.

Escrito por | 27 de noviembre de 2009 con 2 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Bricolage y Consejos y Muebles

Artículos relacionados

Comentarios

  1. Diana - 5 de diciembre de 2009 | 6:45

    Wow, Es mas facil de lo que parece y sobre todo le puedes dar un look de “Nuevo comedor”, me encanto el articulo, muchas gracias por los consejos.

Deja una respuesta