Marcos dorados: cómo reproducirlos fácilmente

Los marcos dorados son característicos de los espejos antiguos y de los cuadros historiados. A mí, personalmente, me encantan, y de hecho tengo dos en propiedad (con sus respectivos espejos antiguos, picados y encantadoramente biselados). La técnica del dorado antiguo es muy complicada, a base de pan de oro fino, bruñido con piedra de ágata por expertos doradores. Aprenderla requiere tiempo y paciencia, pero con otros materiales más asequibles podemos hacer reproducciones bastante aceptables.

Sobre una madera limpia, es importante rellenar todos los huecos para dejar una superficie lisa. Puedes hacerlo aplicando una fina capa de pasta tapagrietas (tipo Aguaplast); deja secar y líjala con lija nº 400 hasta afinarla muy bien.

Después tendrás que pintar la base blanca con una pintura acrílica o plástica. El color habitual es el rojo inglés, pero puedes hacer pruebas con otros tonos: azul marino, verde botella… Da dos manos bien extendidas.

A continuación, pinta encima con una pintura dorada, preferiblemente al agua. Quedará mejor si no cubres toda la pintura, sino que dejas zonas sin tapar, como si estuvieran desgastadas. Haz pruebas en un trozo que no necesites hasta coger práctica.

Para terminar, puedes darle un toque clásico a tu marco dorado aplicándole encima una pátina para envejecer, hecha por ti o comprada en una tienda de manualidades.

Imágenes: Lara 604 (1 y 2), quinn anya (3).

Escrito por | 28 de noviembre de 2009 con 1 comentario.
Etiquetas: , , ,
Lee más artículos sobre Bricolage

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta