Pintar paredes | Rayas horizontales y verticales

Este estilo de decoración de paredes no es en absoluto nuevo, y todos conocemos los clásicos papeles pintados a rayas. Además de los empapelados, la pintura de paredes a rayas ofrece muchas posibilidades, ya que aporta color, estilo y dinamismo a los ambientes.

Aunque lo normal es pintar paredes con franjas verticales, que aligeran el espacio, a veces unas atrevidas rayas horizontales en colores intensos y con distintos grosores pueden ser un acierto. Y si no, ¿qué me decís de este baño?

Otro ejemplo de decoración en rayas horizontales, en este caso tipo vintage. Aquí el resultado es más discreto, porque los colores son muy sobrios y las franjas tienen todas el mismo ancho.

Y otra muestra más de lo acertado que puede ser decorar paredes con franjas horizontales. En este caso, los colores se han obtenido del tapizado de la silla, así como la distribución de las rayas. Una decoración en blanco roto con toques de los mismos tonos completan el ambiente.

Para los amantes de lo clásico, este ejemplo de papel con rayas horizontales y escudos es de lo más british… El secreto está en la armonía de colores; el rojo caldera  y ese verde pálido se llevan a las mil maravillas.

¿Os gusta esta impactante pared roja con zócalo decorativo en blanco? Pues el truco para pintarla es muy sencillo. Podéis colorear toda la pared en rojo y pegar luego franjas de papel autoadhesivo transparente; otra opción es colocar cinta de carrocero y pintar las franjas luminosas con barniz acrílico y rodillo.

Escrito por | 19 de enero de 2010 con 3 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Artículos relacionados

  • No Related Post

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta