Pintura decorativa | Hacer un falso estuco

Los acabados decorativos en pintura siguen siendo una de las tendencias más actuales y utilizadas en decoración de interiores. El falso estuco es uno de los más comunes, por lo atractivo que resulta y lo bien que queda en cualquier estancia de la casa.

Pintar paredes con esta técnica es siempre una buena idea; bien en un cálido rojo como en esta fotografía, bien en otros tonos (ocres, azules…), el resultado será estupendo si lo hacemos bien.

En esta foto vemos una pared pintada con un falso estuco en color arena, combinada con otras superficies en blanco. Como base se ha aplicado un suave color ocre y encima se han dado unas manos de transparencias en otros dos colores de la misma gama, haciendo aguas.

Ésta es una de las maneras de hacer este acabado con rodillo: mezclar varios tonos con dos rodillos diferentes, siguiendo un motivo diagonal y cruzado. Otra forma es pintar la base más clara y luego aplicar transparencias (mezclando pinturas al agua con fijador de látex) con esponja, trapo o brocha ancha.

Estos rodillos con motivos grabados son perfectos para obtener el resultado del falso estuco, ya que dejan la superficie coloreada de forma irregular.

¿Y qué tal si después pintas las paredes con estarcidos? El de esta fotografía es muy sencillo y actual, con formas de plumas; otra opción es estampar los dibujos utilizando un tampón de esponja, a la venta en tiendas de manualidades.

Fotos 1 y 5: Mi Casa.

Escrito por | 4 de febrero de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Bricolage y Consejos y Decoracion

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta