Estantes de cocina | ideas

Tener una estantería en la cocina sin puertas puede ser una gran idea, pero no es tan sencillo que quede estéticamente bien. Vamos a ver algunos ejemplos de cómo quedaría una estantería abierta en una cocina real. Quizá te hagamos cambiar de parecer, aunque no es nuestra idea.


Dependiendo del estilo de tu cocina, y tus necesidades en ella, puedes no exponer demasiado los estantes. Pero si lo piensas mejor, hasta podrías agregarles un toque sutil colocando luces pequeñas debajo de ellos, más bien pálidas. De esta forma no sólo resaltarás los implementos que estén guardados, sino que también le agregarás un “je ne sais quoi” a tu cocina.

Puedes sumar aún más estilo con algunas cosas que probablemente tengas en tu casa, como bien pueden ser los platos decorativos. Si no tienes, puedes comprar unos de cerámica; también es recomendable un juego de té del mismo material. Asegúrate que los grabados que tengan sean de tu gusto, y que ademas se incorpore al diseño y color general de la cocina. Si tienes dudas, utiliza unos de color blanco. Los platos, y principalmente las tazas de té, crean un efecto de “agrandar” las estanterías abiertas.

Otro artículo que agregará belleza a tu cocina son las copas. Son recomendables las de champaña, o vino; lo importante es que sean algo grandes, tal como las que se muestran en la primera fotografía de este artículo.

¿Quién no tiene algunos tarros con especias en su cocina? Pues son perfectos para nuestros estantes, siempre y cuando no sean los tarros de plástico barato que algunos tenemos escondidos. Los materiales pueden ser madera, metal, cerámica y vidrio.

Las botellas de vino pueden ser incorporadas también. No necesariamente tienen que contener la bebida original. Puedes preparar un té obscuro y colocarlo dentro. La apariencia es prácticamente la misma.

Otro utensilio que no puede faltar en una cocina es una fuente. Ésta no se usará, sino que simplemente estará ahí para decorar. Preferiblemente que sea de porcelana con grabados, que se incorpore a los platos y al juego de té.

Hay que tener cuidado de no saturar los estantes con demasiadas cosas porque quitaríamos el efecto de agrande que logramos con los que hemos puesto. Pero de todas formas, no estaría de más agregar uno o dos jarrones cerámicos o alguna pieza de alfarería. Principalmente esto último dará un toque rústico y natural al ambiente, además de que seguramente creará un “interés visual” a nuestros invitados cuando entren a la cocina.

Escrito por | 31 de marzo de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Artículos relacionados

  • No Related Post

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta