Jardines con hortensias

Los que somos del Norte adoramos las hortensias, tan presentes en los parques, casas y en la decoración de los jardines de Asturias, Cantabria o el País Vasco. Estos hermosos arbustos, de amplias hojas verdes y grandes racimos de flores, en tonos que van desde el blanco más puro a los fucsias o violetas más intensos, son tan bellos como resistentes y duraderos si se cultivan en las condiciones adecuadas.

Las hortensias se dan bien en zonas de semi-sombra y ambientes húmedos. El sol intenso y el calor queman las flores y las hojas de estas plantas, por lo que en el sur de España no se prodigan. Pueden cultivarse tanto en jardín como en grandes macetas, y el suelo que mejor les va es el de tipo ácido, con PH menor de 7.

Además, la acidez de la tierra acentúa los tonos azules de las flores. El azul no es un color que se prodigue mucho entre las flores, y por eso es de agradecer que la hortensia nos permita “colorear” sus flores, simplemente añadiendo a la tierra un suplemento adecuado, a la venta en viveros y tiendas de jardinería.

El riego de la hortensia debe ser diario en primavera y otoño, especialmente en la época de floración. Durante el invierno bastará con regar los arbustos cada quince días. También es recomendable podar las plantas una vez al año.

Vía: Infojardín.

Fotos: Asocoa, Valdeorras, Viveros Los del Río (3).

Escrito por | 13 de abril de 2010 con 0 comentarios.
Lee más artículos sobre Sin categoría

Artículos relacionados

  • No Related Post

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta