Decoración con espejos

Aunque la mayoría de nosotros tenemos una idea más o menos clara sobre dónde colgar los espejos en nuestro hogar, son a menudo más versátiles de lo que creemos. De hecho pueden transformarse en un as bajo la manga en los propietarios de casas o apartamentos pequeños. He aquí algunos consejos de cómo distribuirlos.

Los espejos grandes son caros, y muchos no tenemos un presupuesto de esa magnitud (*). Los espejos pequeños  se encuentran por lo general más accesibles al bolsillo común, y pueden ser encontrados en las tiendas de segunda mano, abaratando su costo aún más. Pinta los marcos del mismo color (**) y colócalos en grupo en una pared; la vista humana organizará el reflejo y no se sentirá desordenado.

Colocar un espejo encima de la cocina puede resultarte algo raro, incluso descabellado, sabiendo que es uno de los lugares más sucios de la casa. Pero también es uno de los lugares más obscuros, y un espejo justamente recuperará algo de luz; además los espejos no son difíciles de limpiar.

Si tienes un espejo mucho más alto que ancho, girarlo de lado mejoraría bastante su aspecto. De esta forma tendrías un espejo bien ancho, y hará que cualquier pared parezca más larga de lo que es realmente.

Con varios espejos también puedes crear una ventana falsa, y si lo colocas enfrente a una ventana real, éstos reflejarán la luz que entra por ella. Inclusive te resultará muy útil si tu casa, o una parte de ella, tiene una luz natural muy débil. Es cierto que los espejos no dejan pasar la luz a través, pero pueden ser usados para engañar al ojo y darle a una sala (por ejemplo) las cualidades que una ventana real ofrece: Ligereza, apertura y sensación de expansión.

Si has ido a varios restaurantes, habrás visto que en muchos de ellos hay un espejo justamente al lado de las mesas; puedes hacer lo mismo en el comedor. Con esto lograrás una luz suave al entorno; y de día, si tienes ventanas al exterior, tendrás la luz natural en más rincones del comedor, sobre todo sobre tu mesa.

Un gran espejo apoyado en el piso hará parecer a la habitación más alta de lo que es. Funciona con espejos altos y delgados, ya que su forma alargada atrae la mirada hacia arriba, y la lleva por toda la habitación. También hace que el cuarto se vea más iluminado. Puedes colocarlos entre los muebles o solo en un pared vacía.

Una original idea; pégalos uno encima del otro. ¿Por qué tener un espejo solitario cuando puedes tener varios? Si puedes llenar una pared de espejos (al mejor estilo de una habitación del hotel temático The Propeller Island City Lodge de Berlín), si no, también funciona con unos pocos. Coloca algunos encima de los otros, no sólo crearás la sensación de más espacio, sino que también le darás profundidad.

(*) Si puedes permitírtelo, Riflessi cuenta con una gran variedad de espejos decorativos.

(**)Si vas a pintar los marcos de los espejos, en DecoraHoy tienes un artículo muy completo, que nos acerca nuestra compañera Marta, que explica paso a paso cómo hacer que parezcan de oro real.

Escrito por | 24 de abril de 2010 con 3 comentarios.
Etiquetas: , ,
Lee más artículos sobre General

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta