Decoración japonesa

El estilo japones en decoración, como nosotros alguna vez lo hemos visto, de manera occidentalizada, no es realmente la verdadera imagen de una hogar típico japonés. En Japón la gran condicionante de la mayoría de las casas es el espacio, por lo que a partir del mismo se desarrolla toda la decoración del hogar.

Algo típico de esa cultura es el sitio de entrada a la casa; una suerte de recibidor en el cual quién llega debe dejar sus zapatos y transcurrir descalzo el resto de su estadía en la casa. Esto se originó muchos años atrás cuando las casas japonesas estaban recubiertas en el piso por tatami, pero hoy en día ya muchas ni lo tienen, por lo que se sigue haciendo por tradición y por separar la vida exterior, de la paz del hogar.

Una sala de estar japonesa es sobre todo multi funcional, pero no de la misma forma que en occidente. Sino que se utiliza para funciones mucho más relevantes, como por ejemplo para dormitorio durante la noche, ya que muchas veces detrás de un armario se encuentra una cama.

Un detalle a tener en cuenta son los baños. Ellos optan por separar el water y el fregadero por una habitación, y el lavado y la ducha en otro. A demás para entrar en los mismos uno debe calzarse unas zapatillas especiales para el baño.

Los colores más utilizados en el estilo son el blanco y los colores neutros, mientras que el negro se utiliza para definir a los primeros y resaltarlos.

Pero aunque usted esté pensando en desorden, es todo lo contrario, el estilo japonés justamente busca la armonía de las cosas, el equilibrio del espacio, basado en el Ying y el Yang del budismo.

Muchas texturas son aplicadas en la cultura japonesa para la construcción y decoración, entre ellas madera de cedro para las paredes, pisos de bambú rodeando una única pieza de piedra directamente traída de la cantera, muebles de mimbre y cojines de seda.

El ordenamiento de los muebles tiene que ser de modo tal que permite la buena circulación, el buen recibimiento de quién llega, así como también el buen dialogo entre el individuo de un sillón y el que se encuentre en otro. En el centro de la sala por ejemplo puede haber un punto focal en el cual se centre todo, como por ejemplo un mini jardín seco de guijarros.

Lo que si queremos volver a destacar es que para lograr un buen estilo japonés, usted deberá desafectarse de la mayor cantidad de pertenencias, ya que cuanto menos sobre en una habitación, mejor atmósfera de orden habrá, por lo tanto limitese también a la hora de agregar adornos excesivos.

Escrito por | 16 de noviembre de 2010 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Decoracion y Estilos y Oriental

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta