Cómo preparar la casa para el invierno

La llegada del invierno es solo cuestión de meses y aunque las temperaturas aún se encuentren lejos de advertirnos acerca del mismo, esta época es la mejor para comenzar a preparar la casa y los diferentes complementos, para que el invierno no nos tome por sorpresa, ni nos traiga malas nuevas. Daremos algunos consejos, acerca de como hacerlo.

Un consejo extremadamente útil es en caso de que posea chimenea, y el método de calefacción de su vivienda sea a leña, pues entonces, le sería conveniente comenzar a almacenar madera seca desde ahora. La razón es sencilla, al estar en otra temporada, la madera se vende más barata y a demás esquiva la posibilidad de que cuando quiera comprar en invierno, el suministro esté agotado.

  • Fugas de calor

Estos son uno de los problemas más grandes en las viviendas, durante el invierno. Aclimatar una habitación es realmente difícil y si pequeñas separaciones entre la ventana y la pared, dejan pasar el aire frío, será imposible lograr una atmósfera acogedora. Por lo tanto renovar los burletes y analizar el cierre de las ventanas, puede ahorrarle trabajo para dentro de unos meses.

  • Chequear la chimenea

Las chimeneas suelen atascarse y ese puede ser motivo de ingreso de humo a la casa, así como también de incendios, puesto que en las paredes se va acumulando hollín que puede generar una posible combustión. A su vez, es aconsejable colocar una tela metálica en la salida de la chimenea, en el techo, para evitar la entrada de animales que busquen calor.

  • Patio

Los puntos básicos para el patio pueden ser el chequear los caminos, puesto que generalmente en el invierno se pueden dar patinadas que terminen en golpes. Controlar los desagües, quitar hojas que puedan taparlos, implementar barandas para que los mayores puedan moverse más seguros frente a la nieve o inclusive compre bolsas de gravilla que puedan ser utilizadas para rellenar en los caminos para, que la superficie sea más rugosa y por ende más segura.

  • Manutención

Arreglar grietas en general en las paredes, así como también estudiar las humedades que se han transferido a las paredes internas de la casa. Valerse de las herramientas necesarias para remover la nieve, por lo menos para la circulación personal y para la salida del coche.

Realizar estas actividades durante el otoño, puede ayudar a prevenir problemas que surjan cuando ya el invierno haya comenzado. Recuerde que prevenir siempre es mejor que curar.

Escrito por | 18 de octubre de 2011 con 0 comentarios.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Consejos y Espacios y General

Artículos relacionados

  • No Related Post

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta