Decoración parisina moderna

Cada vez se impone con mayor fuerza, la evolución de un estilo decorativo, que cuenta con demasiadas descripciones, aunque nosotros nos quedamos con el nombre de decoración parisina moderna. El mismo describe un modelo de vida ligado al arte en todas sus expresiones, aunque haciendo mayor hincapié en el modelo visual, a través de todo tipo de cosas de segunda mano.

Con imágenes de Jonas Bjerre-Poulsen, de la vivienda de Marie Olsson, nos introduciremos a disfrutar de una ambientación maravillosa, que claramente se puede apreciar que es algo que se consigue con dedicación y no de un día para el otro.

Muchas personas, comienzan por lo básico, que es conseguir una vivienda de segunda mano, que conserve rasgos de antaño, sin importar que tan viejos sean los mismos, ya que todo puede ser recuperable. Las altas puertas de madera dura, las antiguas escaleras, marcos de ventanas, entre otras cosas.

Luego los adornos; esculturas, espejos, adornos tallados, lámparas recuperadas y ventiladores de mitad del siglo pasado, son algunas de las cosas que se dejan ver en las diversas habitaciones, aunque también se puede topar con cosas mucho más voluminosas, como persianas en desuso, contra la pared.

Muchos muebles y sillas, cuentan con una particularidad, y es que son combinaciones de elementos viejos de las mismas, que se han conservado en buen estado, mezclados con piezas diseñadas especialmente, para sustituir faltantes. La combinación es única.

La utilización del blanco, negro y gris, es constante, aunque también se insertan otros colores, como el marrón claro, e inclusive otros más cálidos y chillones, aunque en menor proporción. La atmósfera general que se respira, es la de la vivienda de un artista glamoroso, que hace que cada cosa, por más simple que sea, sea una verdadera expresión de estilo y buen gusto.

Escrito por | 22 de agosto de 2012 con 1 comentario.
Etiquetas: ,
Lee más artículos sobre Decoracion y Estilos y Otros estilos

Artículos relacionados

Aún no hay comentarios. Sé el primero.

Deja una respuesta